Talleres de oración y vida

TOV

La MCLE-Zürich ofrece los Talleres de Oración y Vida según el método del Padre Ignacio Larrañaga.

Nuestro grupo TOV es un instrumento de evangelización y entregan a los fieles un método práctico para aprender a orar; de una manera ordenada variada y progresiva, desde los primeros pasos hasta las profundidades de la contemplación.

Nuestro taller es dirigido por Laicos.

Nuestras actividades

-Impartir nuevos talleres

-Retiros

Persona de contacto

– Dorka Wirth (Guía)
Tel: 079 295 31 32
manfred.wirth@bluewin.ch

– Roxana Chavez (Guía)
Tel. 078 805 86 27
roxana.chavez@gmail.com

Taller de Oración y Vida

“No es teórico como un curso sino práctico como un taller”  “Aprender a orar para aprender a vivir”

De forma Variada 
Se aprende a entrar paso a paso en la relación personal con el Señor, con una gama variada de modalidades, recorrido este itinerario múltiple y variado al final se queda el orante con una esquema de dos o tres modalidades que se adapten a su espiritualidad.

Gracia y Arte 
La oración como Don Divino, es gracia y por tratarse de una actividad humana, arte porque está sometida a normas de aprendizaje metódico, progresivo, paciente, perseverante e intensa práctica.

Taller de Vida 
A la luz de la palabra, (Santa Biblia) se introduce en la reflexión, oración mensaje evangélico análisis de la propia vida. Mediante los ejercicios de silenciamiento, el sistema nervioso queda impregnado de serenidad y la paz llega a la profundidad del alma, para llegar a liberarse de tristeza, angustias, sanar herida, superar complejos de culpa, inseguridades o inferioridades, recuperar la alegría de vivir, estabilidad emocional, etc.

¿Qué son modalidades? 
Son diferentes maneras de relacionarse con Dios, desde los más simples hasta los más complejos ejercicios, en cada sesión (son 15) se explica y se vive una modalidad diferente como: “Lectura rezada”, “Oración escrita”, “Oración visual” etc.

¿Qué son los silenciamientos? 
Son breves ejercicios, con el fin de eliminar tensiones, adquirir un sereno clima interior, para entrar en la intimidad con Dios, para obtener este clima interior, necesitamos soltar las tensiones, sosegar los nervios, silenciar los clamores interiores y exteriores para poder concentrarnos serenamente n el Señor.